Juan Rulfo: el escritor mexicano más traducido en el mundo

Se cumplen 101 años del natalicio de Juan Rulfo, reconocido por su obra maestra “Pedro Páramo”.

Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, mejor conocido como Juan Rulfo, no sólo fue reconocido por su obra “Pedro Páramo”, sino que fue admirado y reconocido por escritores universales.

Juan Rulfo es el escritor mexicano más traducido: su obra ha sido traducida a más de 50 idiomas, incluido el náhuatl. 

Juan Rulfo: el escritor mexicano más traducido en el mundoNacido un 16 de mayo de 1917 en Sayula, Jalisco, Rulfo era de una personalidad tímida y ensimismada. Reacio a las entrevistas, también fue guionista de cine y algunos de sus textos cuentan con adaptaciones cinematográficas.

¿Lo más curioso? Que Rulfo nunca vio la escritura como una profesión. Incluso trabajó como funcionario de inmigración en la Secretaría de Gobernación, lo que le permitió viajar por todo el país; también en el Centro Mexicano de Escritores, como guionista, inspector de filmaciones extranjeras, etc.

Juan Rulfo, apasionado de la fotografía

La fotografía fue otra de sus pasiones, dejando un archivo de más de 6,000 imágenes en las que se retrata principalmente la vida de los pueblos, la gente, sus oficios y las fiestas de México.

A finales de los años 40, Juan Rulfo ingresó a la llantera Goodrich Euzkadi como agente viajero, donde se hizo presente su destacada labor fotográfica.

Su primera obra publicada en forma de libro fue en el Fondo de Cultura Económica (FCE), casa editorial bajo la cual en 1953 apareció “El llano en llamas”, con 15 cuentos.

Juan Rulfo: el escritor mexicano más traducido en el mundoEl volumen fue incrementado en su edición de 1970 con los cuentos “La herencia de Matilde Arcángel” y “El día del derrumbe”, aparecidos en revistas en 1955, el primero con algunos cambios respecto a su primera aparición.

Pedro Páramo, su obra maestra

A mediados de 1954, Rulfo entregó al Centro Mexicano de Escritores una copia mecanográfica, con unas pocas correcciones a mano, de la novela que en ese momento llevaba el título de “Los murmullos”, y que en entrega posterior al FCE cambiaría por el de “Pedro Páramo”.

Ganador del Premio Xavier Villaurrutia (1956) y el Premio Nacional de Literatura en México (1970) y el Premio Príncipe de Asturias (1983), Juan Rulfo falleció el 7 de enero de 1986 en la Ciudad de México.