Guia Turistica de Tuxtla Gutiérrez

Tuxtla Gutiérrez

La información más completa de Hoteles, restaurantes, bares, mapas, fotos, videos, tours, información, reservaciones en linea

Con un área aproximada de 413 km2, el municipio de Tuxtla apenas ocupa un 0.5% del territorio de su estado. Sin embargo se trata del municipio con más alta densidad de población en la entidad y tiene por cabecera municipal una ciudad que, además, es capital del Estado de Chiapas: Tuxtla Gutiérrez, palpitante centro urbano situado a los pies del Mactumaczá, el Cerro del Agua.

Remontándonos en el tiempo, contando tantos siglos como pueda uno imaginar, arrivaron al valle de Mactumaczá descendientes de tribus que ocupaban territorios de Oaxaca, Tabasco y Campeche, asentándose a orillas del río Quishimbac. Dícese que aquellos indios zoques, artesanos de cerámica, seda y tejidos de algodón, cultivadores de maíz y asiduos cazadores de conejos, plantaron una ceiba cerca de donde se yergue actualmente el nuevo Palacio de Gobierno del Estado.

Así entonces, aquellos indios fundaron el pueblo de Coyatoc, palabra que deriva de los vocablos "coyá", conejo, y "toc", casa. Sin embargo hay quienes coinciden en afirmar que el nombre de dicho pueblo fue Coyatocmó, nombre cuya terminación brinda un significado ligeramente distinto: "Lugar Casa de Conejos". La invasión y dominio de los nahuas durante el siglo XV modificó el nombre de dicho poblado zoque, siendo entonces llamado Tuchtlán, es decir, "Lugar donde abundan conejos".

Sería después, con la conquista española, que los colonizadores ibéricos darían una pronunciación completamente diferente al vocablo nahua, tomando como referencia la pronunciación zoque al acentuar Tuchtlan como palabra aguda: Tústa, misma que derivó con el tiempo en Tuxtla. Los historiadores coinciden en afirmar que Tuxtla jamás fue fundada de manera formal como pueblo, aunque se sabe que a mediados del siglo XV un grupo de frailes integraron los poblados de indios zoques, en aquel entonces dispersos en el Valle de Tuchtlán, para dar vida a un poblado bautizado con el nombre de San Marcos Tuxtla.

En el lugar levantaron una ermita dedicada a San Marcos, aunque durante la época de la Colonia Tuxtla no representó un poblado importante dada su dependencia política del pueblo de Santo Domingo de Guzmán de Chiapa de Indios, hoy municipio de Chiapa de Corzo. Para 1813 la Villa de Tuxtla contaba con 5 mil habitantes, de los cuales casi un 75% eran indios zoques, 19% mestizos y el resto españoles.

Llegado el 4 de septiembre de 1821, imbuídos con el ardor de una patria libre, las autoridades municipales proclaman la independencia de la Villa de Tuxtla tanto de Guatemala como de España, adhiriéndose al naciente Imperio de don Agustín de Iturbide y gestándose así la ciudad capital de tan maravilloso Estado.

Posteriormente, el 31 de Mayo de 1848 se le agrega a la ciudad de Tuxtla el apellido Gutiérrez, en homenaje póstumo al héroe federalista chiapaneco Don Joaquín Miguel Gutiérrez.

El clima de Tuxtla Gutiérrez se ha modificado a raíz del llenado de presas hidroeléctricas en el centro de Chiapas, especialmente la Presa Netzahualcoyotl, cuyo embalse ha enfriado las capas bajas de la atmósfera del lugar.

Del norponiente soplan vientos, pero la construcción de calles y edificios ha contribuido al incremento de las temperaturas en el lugar: Tuxtla Gutiérrez es una ciudad húmeda y caliente, variando entre los 18 y los 36 grados centígrados. El municipio goza de flora y fauna selváticas, con árboles de talla elevada, aves y reptiles. Los tuxtleños saben muy bien que la región es atravesada, de noroeste a sureste, por una ruta de emigración de aves. ¡Compruébelo Usted mismo! Dependiendo la temporada, bastará con enfocar unos buenos binoculares sobre la luna en una noche despejada, apreciando parvadas de pajarillos zurcando el cielo.

En Tuxtla pueden visitarse muchos lugares de interés, como el Zoológico Miguel álvarez del Toro en las afueras, mismo que exhibe fauna de la región, como jaguares, quetzales, pumas, cocodrilos, guacamayas, monos-araña, águilas arpía, escorpiónes, etc., todos ellos enclaustrados en áreas acondicionadas a su hábitat natural.

En el Museo de Historia Natural encontramos información sobre la biodiversidad tuxtleña, e incluso algunos fósiles y datos sobre la flora chiapaneca. Por su parte, el Museo de Arqueología e Historia contiene importantes vestigios de las culturas más importantes que florecieron en Chiapas, abarcando los períodos prehistórico, clásico temprano, clásico, clásico tardío y postclásico: olmecas, mames, mayas, ¡y tantos pueblos que han pisado el rico suelo de Tuxtla Gutiérrez! En pleno centro escuchamos el sonido de la marimba y bebemos un refrescante pozol o un tazcalate, esta última de color rojizo gracias a un ingrediente escencial: la chía. Ambas bebidas se elaboran a base de maíz, así como los deliciosos tamales chiapanecos que los visitantes no deben pasar por alto.

¡Y no pueden dejar de visitar el majestuoso Cañón del Sumidero! Imponente formación milenaria creada por acción del Río Grijalva pasando entre las montañas del valle central, misma que, sin duda, se grabará en su memoria por siempre. ¡Venga a Tuxtla Gutiérrez! Ciudad de gratas experiencias y recuerdos inolvidables, capital del maravilloso Estado de Chiapas.