Remodelación de la Alameda Central en el D.F.

Desde el 5 de marzo de 2012, el INAH supervisa los trabajos del rescate integral de la Alameda Central, el  parque público más antiguo de la Ciudad de México.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se encarga de supervisar las obras que giran en torno al Parque Alameda Central ubicado frente al Palacio de Bellas Artes entre las avenidas Hidalgo y Juárez. Durante las actividades de restauración de este antiguo paseo de la Ciudad de México, se han encontrado restos de lo que fueran canales prehispánicos, restos de cerámica colonial, vestigios de pisos y cimientos de fuentes. Mismos que cuentan la historia y las modificaciones que ha tenido dicho paseo a través del tiempo.

En manos del arqueólogo Alfonso Araiza Gutiérrez, ha quedado la inspección de esta obra desde el pasado mes de Junio, gracias a su colaboración se ha puesto en marcha un proyecto para proteger los sitios de los descubrimientos arqueológicos.

Con el proyecto de remozamiento  de la Alameda del Centro Histórico de la ciudad de México, el INAH suma 111 proyectos de resguardo del patrimonio arqueológico en diferentes puntos de la Ciudad de México en lo que va de este 2012.

Remodelación de la Alameda Central en el D.F.

Hallazgos de vestigios prehispánicos y coloniales

En la parte oriente de la Alameda, se hallaron restos de canales prehispánicos que datan de 1351-1521 d.C. , un basurero prehispánico y, cercano a la Fuente de Venus, un piso de barro de 12 cm de grosor.

Araiza explica en su investigación que durante los tiempos prehispánicos el sitio donde se ubica la Alameda Central correspondía al Calpulli de Moyotla, uno de los cuatro barrios en los que estuvo dividida la antigua ciudad de México-Tenochtitlan.

Dentro de las piezas coloniales descubiertas hasta ahora se encuentran: pedazos de cerámica mayólica y vidriada que datan de los siglos XVI-XIX.

Buscan los antiguos límites de la Alameda Central

Otra de las actividades que planea llevar a cabo Araiza una vez que el proyecto sea presentado ante el Consejo de Arqueología del INAH, es comenzar la búsqueda de los  límites que comprendió la Alameda desde su construcción en 1592 hasta 1770. Así como también buscar los vestigios arquitectónicos de lo que una vez fueron los tres accesos; Sur, Este y Oeste de la Alameda.

El objetivo de este proyecto es según el arqueólogo Araiza, la recuperación de información histórica de este conmemorativo espacio de la ciudad, como también la posibilidad de conocer su pasado prehispánico, Virreinal y así como su paso por el siglo XIX; ya que no se cuenta con ningún dato de excavaciones previas en la Alameda.

Ver el mapa interactivo de la Ciudad de México (Google)

Leer más artículados relacionados con la Arqueología en México