Guia Turistica de Hermosillo

Hermosillo

La información más completa de Hoteles, restaurantes, bares, mapas, fotos, videos, tours, información, reservaciones en linea

Hacia el noroeste del país, muy cerca del Golfo de California o Mar de Cortés, encontramos una moderna ciudad que goza de dos distinciones: Hermosillo, la capital del estado de Sonora y una ciudad cuya excelencia la convierte en una gran anfitriona turística.

Una gran infraestructura ha dado amplio desarrollo económico a este destino que ofrece una variedad de servicios turísticos para cualquier necesidad de viaje.

Autódromo, campos de golf, canchas de tenis, salones de boliche, cines, plazas comerciales, tiendas de autoservicio, bares y centros nocturnos, así como 44 hoteles y 260 restaurantes con especialidades culinarias o cocina internacional, brindan en su conjunto una estupenda oferta de entretenimiento familiar, así como para el turismo de negocios.

El arte y la cultura cobran cada día más fuerza en una ciudad que apuesta a la producción artística en general, llevando espectáculos gratuitos a las plazas públicas y dando especial interés al Corredor Cultural, mismo que comprende la Plaza Hidalgo y donde el público encuentra cada sábado exposición y venta de artesanías, pintura y artes plásticas, accesorios, antigüedades, libros, etc. Obras de teatro, conciertos, exhibiciones de danza y espectáculos en general también tienen lugar en esa misma plaza, conocida en el siglo XIX como Plaza del Parián viejo, y que recibió su actual nombre al celebrar en 1910 el centenario de la Independencia de México. Desde comienzos del siglo XX la plaza Hidalgo es, de alguna manera, el centro financiero de Hermosillo, gracias a que en los alrededores se instalaron las oficinas del Banco de Sonora (1905) y el Banco Nacional de México (1912).

Sin embargo la gran ciudad que apreciamos en la actualidad no tuvo en sus inicios un desarrollo pacífico. El origen de Hermosillo data de 1700, cuando se fundaron los pueblos de Nuestra Señora de Pópulo, Nuestra Señora de los Ángeles y La Santísima Trinidad del Pitic, los cuales estaban habitados por tribus Seris, Tepocas y Pimas bajos, quienes fueron despojados tierras y posesiones. Prevalecía el descontento entre dos culturas opuestas, lo cual provocó la migración de la mayoría de los habitantes del poblado de Santísima Trinidad del Pitic, siendo repoblado hacia 1718 por órdenes del gobernador don Manuel de San Juan y Santa Cruz.

Los Seris, levantantados en son de guerra, atacaron el pueblo de Opodepe el 19 de septiembre de 1725, trayendo como consecuencia una serie de persecuciones que tuvieron fin un año después. Los Seris acordaron la paz y fueron establecidos en el Pópulo y los puntos de Lares y Moranga. Podría decirse que el éxito de los asentamientos en la región obedeció primero al agua que proveyó el río Sonora, facilitando el cultivo de tierras que fueron repartidas entre los moradores hacia 1772, pero también gracias a la fe. Durante el segundo Gobierno de Pedro de Corbalón (1777 a 1787) se mandó construir la primera iglesia que allí existió: La parroquia instituida por el obispo Fray Bernardo del Espíritu Santo en diciembre de 1821.

El progreso era firme en la Villa del Pitic, donde se trabajaban huertas de cítricos y uvas y se sembraba trigo, maíz y frijol. El 5 de septiembre de 1828 se le suprimió el nombre de Villa del Pitic y se le impuso el nombre de Ciudad de Hermosillo, en honor al general Jalisciense José María González de Hermosillo, quien a finales de 1810 llevó la insurrección nacional a tierras Sinaloenses. Al constituirse el Estado de Sonora el 13 de marzo de 1831, ésta habría de convertirse en su ciudad capital. Como epicentro político y económico de Sonora, Hermosillo cuenta con un aeropuerto internacional y once aeródromos, además de modernas carreteras y autopistas que comunican la ciudad con el resto del país.

Asimismo, Hermosillo dispone de un excelente lugar para la organización de convenciones y exposiciones, el Expo Forum, cuya infraestructura e instalaciones permiten la realización de eventos comerciales, de negocios, artísticos y culturales. Si piensas realizar un viaje en familia, éstos son los lugares que no debes perderte: El Centro Ecológico, que exhibe en su hábitat la flora y la fauna de la región, así como el Parque Recreativo La Sauceda, donde además de tener contacto con la naturaleza puedes visitar el Museo Interactivo del Niño "La Burbuja".

¿O qué tal unos días en la playa?

Disfruta de deportes acuáticos, hoteles y restaurantes en las extensas y tranquilas playas de Bahía de Kino, localizada a tan sólo 110 km de Hermosillo. Muy cerca de ahí está Punta Chueca, donde habitan indios los Seris o cunca'acs, etnia cuyo talento se muestra en hermosas piezas de artesanía. Una gran opción familiar son los paseos campestres, como los recorridos de San Pedro El Saucito y el Real del Alamito, en los que se puede apreciar toda la magnificencia del desierto de Sonora.

Y no cabe duda que una historia se recuerda más cuando alguien nos la platica. Por eso es muy recomendable tomar el recorrido del Trolebús, el cual inicia en la Plaza Zaragoza y que, durante una hora de recorrido, pasa por los puntos más importantes de la ciudad. Palacio de Gobierno, Villa de Seris, la Plaza de los Tres Pueblos, la Antigua Penitenciaria y muchos lugares más vistos de una manera diferente, gracias al talento de un narrador que envuelve a los paseantes con la historia de Hermosillo...¡por tan solo $ 25.00 pesos por pasajero!

Es verdad que Hermosillo es una ciudad que apoya la expresión artística en todas sus disciplinas, y prueba de ello es la propia Casa de Cultura, el Centro de las Artes de la Universidad de Sonora o el hecho de que cada año se celebra el Concurso Nacional de Poesía "Alonso Vidal", donde no sólo participan literatos sonorenses, sino autores de todo el país. Es verdad que Hermosillo es una ciudad moderna, en donde más de 700 mil habitantes contribuyen al desarrollo de una gran ciudad, ¡pero también es verdad que los steaks y la carne de Sonora son verdaderamente increíbles!

Y es asi como concluímos que la suma de un gran corte con una buena parrilla, en un bonito restaurante en un destino con mucha historia, da por resultado un excelente anfitrión: la ciudad de Hermosillo.

Atractivos Turísticos