Guayabitos: un rincón de hermosas playas en Riviera Nayarit.

El desarrollo de Rincón de Guayabitos comenzó en los años 70, y hoy es más atractivo que nunca.

Todos pensamos en playa cuando se trata de vacaciones. ¡Y la Riviera Nayarit es un magnífico destino que ofrece un rincón cercano al paraíso! Busca hoteles en Guayabitos ¡y descubre la alberca más grande del mundo!

¡Y es verdad! Guayabitos es una famosa bahía que se asemeja a una gigantesca alberca, con playas de 30 metros de ancho con arenas aperladas y finas, que se extiende por dos kilómetros de largo.

Por esta razón se ha convertido en uno de los destinos más concurridos por familias, pues sus aguas tranquilas deleitan a todos con plena seguridad.

Rincón de Guayabitos es un pequeño poblado costero, a casi hora y media de Puerto Vallartaubicado a 98 km al suroeste de Tepic, en las costas del Océano Pacífico.

Playas de Guayabitos

Chacala y Chacalilla: Hermosa caleta de dos playas dividida por un peñasco, donde encuentras restaurantes rústicos que sirven pescados y mariscos.

Playa Tortugas: Ideal para realizar paseos organizados por la cooperativa del lugar, excepto en agosto, cuando es temporada de reproducción de tortugas.

Playa del Beso: Cuenta con una extensión de unos 45 metros, con arena de color dorado y textura fina, oleaje suave y agua templada. ¡La estancia perfecta en un lugar paradisiaco!

Peñasco Cueva Negra: Perfecto para quienes practican buceo. Este lugar, llamado así porque no recibe los rayos del sol, es frecuentado por los pescadores que extraen ostión y pulpo.

La Peñita de Jaltemba: Es el pueblo más antiguo de la zona urbana, cuya playa es perfecta para practicar slideboard o simplemente disfrutar de caminatas y hermosos atardeceres.

Isla de los Cangrejos: Su nombre lo dice: aquí encontrarás variadas colonias de cangrejos que habitan la isla, pero además este maravilloso lugar es ideal para la pesca deportiva.

La Isla El Coral: Localizada a tres kilómetros de la playa, esta isla es habitada por muchas especies de aves marinas. Aquí coinciden los amantes del buceo para admirar el gran banco de coral.

¡Y no te pierdas del avistamiento de ballenas en Rincón de Guayabitos!