Después de seis años de reestructuración, y a un par de meses de su reapertura, el Museo de Arte Religioso de la ciudad de Puebla (MARP) ha registrado la visita de cinco mil personas.

El Museo de Arte Religioso de Puebla se alberga en el Ex Convento de Santa Mónica, uno de los pocos conjuntos conventuales que han sobrevivido hasta nuestros días, y representa el más importante de arte novohispano del país y el primero que recrea la vida conventual femenina de la Nueva España al resguardar una de las colecciones más grandes de alrededor de 3, 500 piezas de los acervos de las órdenes capuchinas, dominicas y agustinas que se establecieron en el Estado de Puebla de los siglos del XVII al XIX.

A través de objetos de gran valor histórico como documentos, libros, textiles, ornamentos ceremoniales, entre otros, las 27 salas renovadas del museo exponen la fundación del sitio, el origen de Puebla en el siglo XVI, el proceso de evangelización, la creación de conventos femeninos y masculinos en dicha entidad, además de la recreación de la vida cotidiana del convento de Santa Mónica.

Recreación de la vida cotidiana del Ex Convento de Santa Mónica

En la planta baja del ex convento se encuentra el Patio de profesas, sitio antiguamente utilizado por las monjas para leer, orar, reflexionar y hacer actividades en grupo como bordar y tejer.

En los coros del convento, espacios cuadrangulares que estaban conformados por altares, nichos, relicarios y adornados con óleos, las monjas escuchaban misa, rezaban y cantaban en diferentes horas del día: En el Coro Bajo recibían su hábito de novicias y juraban seguir una vida de obediencia, castidad, pobreza y clausura y, en el Coro Alto recibían  la aurora, hasta la medianoche en que volvían para cantar los maitines.

Cocina Conventual

Es bien sabido que las monjas dieron un gran impulso a la cocina colonial mexicana ya que uno de sus pasatiempos era hacer platillos para los miembros de la élite virreinal, logrando que muchos de sus guisos sobresalieran hasta nuestros días, como el mole poblano, el pipián, el rompope y los chiles en nogada.

La Cocina del Ex Convento de Santa Mónica conserva su horno original de tipo semicircular, adornado con mosaicos de talavera azules y blancos. En uno de sus nichos se puede observar una pequeña escultura de aproximadamente 40 cm de alto representando a San Pascual Bailón (santo de los cocineros).

Contiguo a la Cocina Conventual se encuentra el Refectorio, donde las monjas comían en comunidad, no sin antes leer algún pasaje de la Biblia o las biografías de santos que les servían como ejemplo.

Las religiosas agustinas desalojaron el inmueble definitivamente en 1934; dos años más tarde, debido a la riqueza histórica y artística del lugar, el recinto fue convertido en sede del Museo de Arte Religioso de Puebla y declarado Monumento Colonial el 19 de junio del mismo año; para 1940 el inmueble ya formaba parte del INAH.

Horarios, dirección y costo de entrada:

Calle 18 Poniente Nº103, Col. Centro Histórico, Puebla. Puebla.
Abierto de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas. Costo 31.00 pesos.
Entrada gratuita para mayores de 60 años de edad, menores de 13, pensionados, jubilados, profesores y estudiantes con credencial vigente.

Domingos entrada libre a visitantes nacionales y extranjeros residentes.

Enlaces de interés:

Reabre sus puertas el Museo de Arte Religioso de Puebla 

Leer el boletín del INAH: En Puebla, único museo sobre la vida religiosa feminina

Atractivos turísticos en Puebla

 

Compártelo:

  • RSS
  • Imprimir
  • Copia esta dirección para que la compartas en chats, redes sociales, email

Posts Relacionados:

Derechos Reservados © Travel By México, SA CV 2012. | Aviso Legal | Contacto Top