Aguascalientes / Reportajes

Ciudad de Aguascalientes

Reportajes en Aguascalientes, Aguascalientes

Una emigración de españoles asentada en la zona de Aguascalientes enfrentó en sus inicios un ambiente inhóspito dada la geografía del lugar: clima semiseco y árido en los valles, con árboles de huizache y mezquite; nopales, cardón, sotol, duraznillo y palma. Y mientras lobos, coyotes, zorros, liebres, codornices y lechuzas ocupaban aquellos lares, en las montañas de Sierra Fría o Sierra del Laurel, venados, pumas y jabalíes rondaban entre pinos, encinos y cedros. Asimismo, la cercanía de aquellos colonizadores con asentamientos chichimecas provocaron muchos años de saqueo y enfrentamiento, padeciendo asaltos y robo de cosechas o ganado debido a la hostilidad indígena hacia aquellos europeos.
La fundación de Aguascalientes obedeció a una necesidad del virreynato de Nueva Galicia, de modo tal que colonizadores, cosechas y ganado, estuviesen a salvo de las hostilidades chichimecas o guachichiles. Además era prioritario para la Nueva España mantener en órden una ruta que comunicaba con las ciudades de Guadalajara o Zacatecas...y con las minas. La Ciudad de Aguascalientes fue fundada el 22 de octubre de 1575 como Villa de la Ascención, donde se ubicaba un fuerte llamado Aguascalientes, por el capitán Juan De Montoro Rodríguez y otras personas venidas de Santa María de los Lagos, una de las primeras localidades establecidas en la zona.
El desarrollo de Aguascalientes siempre estuvo empalmado con la riqueza de Zacatecas, siendo inicialmente un punto de descanso y protección en las largas jornadas de Zacatecas a la Ciudad de México o Guadalajara. Hacia la segunda década del siglo XVII, lejos de ser un lugar de paso, la ciudad se convirtió en proveedor de alimentos de Zacatecas, siendo incluso que muchos grandes propietarios y comerciantes fueron mineros en aquella ciudad antes de establecerse en Aguascalientes.
En los últimos años la ciudad de Aguascalientes se ha convertido en un importante centro educativo y de investigación científica, destacando en algunas áreas a nivel de América Latina. Baste como ejemplo el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) o la Universidad Autónoma de Aguascalientes o la Universidad Tecnológica. De igual manera, en esta ciudad existe una sorprendente diversidad cultural que bien vale la pena conocer: obras pictóricas de Saturnino Hernán en el Museo de Aguascalientes; el Museo de Arte Moderno con obras de José Luis Cuervas, Juan Soriano o Vicente Rojo; el Museo Guadalupe Posada conjuntando la obra del más grande grabador mexicano. El Teatro Aguascalientes ofreciendo un cartel de primera todo el año, teniendo los mejores espectáculos de música, teatro y danza: Claude Bolling, Paco de Lucia, Buenavista Social Club, Joan Manuel Serrat, la Orquesta Sinfónica de Rusia, los Niños Cantores de Viena y muchos, muchos más. ¡Una ciudad rebosante de cultura, variedad y buen gusto! Los niños aprenden y juegan en el Museo Descubre, uno de los mejores museos de ciencia y tecnología del país, con estupendas exposiciones interactivas y una pantalla Imax.
Aguascalientes es la casa de la Feria de San Marcos, la feria más antigua y famosa del país, llevada a cabo del 10 de abril al 5 de mayo. En este evento de talla internacional se suceden las verbenas populares, peleas de gallos en el palenque más grande de América Latina, así como un elegante casino, único en México. Toreros de renombre se juegan la vida en el ruedo, arrancando emociones a los amantes de la fiesta brava en la original y bella plaza ornamentada con pórticos y palcos de cantera; el tradicional concurso de trajes típicos, exposiciones agrícolas, ganaderas e industriales, el Premio Nacional de Poesía y un amplio programa del Festival Cervantino...¡y tantos atractivos sin igual!

Pasear por Aguascalientes nos brinda la oportunidad de descubrir la arquitectura de Refugio Reyes, la sobriedad del Teatro Morelos, la generosidad de la Plaza de Armas y el Palacio de Gobierno, así como la renovada imagen de los Arquitos. En los alrededores de la Catedral Basílica, el Templo de Guadalupe o el Templo de San Marcos, los entrañables barrios tradicionales de la Estación, el Encino, San Marcos y Guadalupe, mismos que conservan invaluables tesoros de arquitectura colonial que narran una parte de la enigmática historia de Aguascalientes. En la Plaza de las Tres Centurias el Museo del Ferrocarril, el Monumento a la Locomotora y el Teatro Furgón; el tranvía paseando por barrios y puntos tradicionales...¡y la gastronomía! Nada como disfrutar de un lechón al horno, el chile aguascalentense o la sopa campesina, entre tantas recetas cuyos ingredientes y sabores deleitan el paladar, acompañando la comida con un exquisito vino de la región. Porque, ¿sabía Usted que Aguascalientes fue el segundo territorio mexicano donde se plantó la parra? Luego en la década de los años 50 sobrevino el auge de la industria vitivinícola, produciendo vinos de mesa, brandy, aguardiente y otros licores de extracto de frutas que son el orgullo de la ciudad.
¡Es Aguascalientes! Ciudad donde la hospitalidad de sus habitantes se entrelaza con la algarabía y tradición de sus fiestas, con su historia, sus tesoros y virtudes culturales que la hacen una ciudad cálida e inolvidable.

Galería de fotos

Centro Histórico de Aguascalientes, Ciudad de Aguascalientes

Comentarios

Click aquí para ver los comentarios

anda... Compártelo